Páginas

domingo, 15 de abril de 2012

la historia de gricel




Esta es la historia nibelunga de Gricel y Katunga (José María Contursi)
Un amor imposible...que inspiró gran parte de la obra de Contursi, no sólo el tango que lleva su nombre, y que hoy escuchamos en versión del polaco Goyeneche con la orquesta de Atilio Stampone.



Gricel (Susana Gricel Viganó) nace el 15 de abril de 1920 en el barrio porteño de San Cristóbal. A los pocos años, su familia se traslada a la ciudad cordobesa de Capilla del Monte.

En 1934, con catorce añitos, viaja Buenos Aires invitada por las hermanas Nelly y Gory Omar, sus amigas cancionistas de Guaminí. En Radio Stentor, donde actuaban las hermanas, conoce a un joven y engominado locutor, José María Contursi, que a la sazón tenía 22 años, la impresión fue imborrable...

Con la foto autografiada de Contursi, vuelve Gricel a Capilla del Monte, donde se dedica a estudiar piano, atender la estación de gasolina de su padre en riguroso mameluco blanco y a participar en torneos de belleza.

4 años más tarde, Katunga, para entonces ya casado y con una hija, aquejado de fiebres intestinales, sigue el consejo clásico de la época, de ir a recuperarse a las sierras de Córdoba. Por consejo de las hermanas Omar, viaja a Capilla del Monte, donde el padre de Gricel tenía una hostería. Allí se produce el reencuentro y se consuma el romance.


Los años siguientes, nos muestran a Contursi inventándose nuevas fiebres intestinales, para poder viajar a Córdoba y estar con Gricel.

Finalmente un día, el poeta tiene que optar, y vuelve al lado de su esposa, con los intestinos sanos pero con el corazón destrozado, al igual que Gricel, quien ve partir el tren destruida en sus afectos.

En 1941 Contursi escribe el tango "Gricel", con música de Marianito Mores. A partir de ese momento Gricel empieza a ser conocida en Capilla del Monte como "Gricel, la del tango".
Ahora sí, ya no hay concurso de belleza que se le resista; en los bailes del Hotel Victoria, todos quieren tener el privilegio de bailar con ella...

En 1949 Gricel se casa por lo civil, tiene una hija y al poco tiempo el marido abandona la familia.

En 1962, el conocido bandoneonista Ciríaco Ortiz, trae a Capilla del Monte la noticia de la viudez de Katunga. Gricel parte hacia Buenos Aires para reencontrar a su gran amor, acompañada por su hija.

Como ya hemos mencionado en otra ocasión, la temática casi excluyente de los tangos de Contursi, son los asuntos sentimentales, amores perdidos sobre los que el pensamiento vuelve melancólico una y otra vez.
Su historia con Gricel, probablemente fue la inspiración para tangos como "En esta tarde gris", "Cristal", "Quiero verte una vez más", "Otra vez", "Y la perdí" y
seguramente tantos otros.


No debí pensar jamás
en lograr tu corazón...
Y sin embargo te busqué
hasta que un día te encontré
y con mis besos te aturdí
sin importarme que eras buena.
Tu ilusión fue de cristal,
se rompió cuando partí,
pues nunca, nunca más volví...
¡Qué amarga fue tu pena!


Susana Gricel Viganó 15 abril 1920 / 25 julio 1994


2 comentarios:

Veji dijo...

este blog pega hondo en mi sensibilidad tanguera por su forma, contenido y originalidad. gracias y a seguir disfrutando las publicaciones.

ritter and lady dijo...

muchas gracias por tus palabras, veji...son un estímulo para seguir adelante...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...